Soldadito, Tropaeolum tricolor

Sunday, 23 April 2017

Plantas nativas de Chile: Calafate, Michay

Click to enlarge
Nada es simple con las plantas chilenas.

Encontré un calafate en Kew Gardens. Un magnifico ejemplar cubierto de flores de un amarillo-naranja tan intenso, que es imposible no verlo.

Se trata de Berberis darwinii.

Cuando quise saber más sobre la planta, las cosas se complican un poco. Resulta que hay dos especies de calafate: Berberis darwinii y Berberis buxifolia, ambos nativos de la Patagonia chilena y argentina.

Más todavía B. buxifolia tiene un numero de sinónimos: B. buxifolia Lam, B. inermis Pers., B. heterophylla Juss. ex Poir., B. cunéala DC., B. margínala Gay, B. antucoana G. K. Schneid., B. parodii Job, B. michay Job, B. barílochensis Job.

Uno se llega a preguntar ¿pero cuantas especies de calafate existen? No me queda claro... A ver si  la ‘comunidad científica’ se pone de acuerdo.

En Patagonia - que son más sabios - les llaman calafate a todos!

Berberis darwinii es un arbusto siempreverde de hasta 2.5-3m de altura. Las hojas son ovales y pequeñas con un margen espinoso. Las flores son amarillo-naranja, producidas en racimos densos.

La fruta es una pequeña baya púrpura-negra, que madura en verano. Se le considera un excelente antioxidante natural y abunda en minerales y vitamina C.

Berberis darwinii












Berberis buxifolia es un arbusto de hoja perenne que crece a 2,5 m por 3 m. Las flores son hermafroditas (tienen ambos órganos masculinos y femeninos) y son polinizadas por insectos. La planta es auto-fértil.

Berberis buxifolia









Cuenta la leyenda que una anciana machi, de nombre Koonek, se hallaba tan débil, que no podía caminar con su gente hacia el refugio inviernal. Luego de proveerla con un toldo de piel de guanaco, abundante leña y provisiones, la tribu aonikenk (tehuelche) continuaron su larga marcha - con el corazón apretado y sin mirar atrás.

Pasaron muchos soles y muchas lunas, hasta la llegada de la primavera.

Luego del retorno de la vida, sobre el toldo se posaron unos pájaros cantando alegremente. Los interrumpió la voz airada de la machi – 'porqué me han dejado sola durante todo el invierno?'

Un pajarito se atrevió a decir: ‘nos fuimos porque no tenemos que comer ni donde abrigarnos’. Koonek les respondio, ‘a partir de hoy tendrán alimento en otoño y abrigo en invierno, así nunca me quedaré sola.’

Luego de una ráfaga de viento, en el lugar de la machi apareció un arbusto espinoso de perfumadas flores amarillas.

Así nació el calafate.

Desde aquel día las aves no quisieron emigrar más e incluso volvieron muchos pájaros perdidos. Por eso se dice "el que come Calafate, siempre vuelve a Patagonia."

Friday, 21 April 2017

Oda a la flor azul, Pablo Neruda


Oda a la flor azul

Caminando hacia el mar
en la pradera
— es hoy noviembre —
todo ha nacido ya,
todo tiene estatura,
ondulación, fragrancia.
Hierba a hierba
entenderé la tierra,
paso a paso
hasta la línea loca
del océano.
De pronto una ola
de aire agita y ondula
la cebada salvaje:
salta
el vuelo de un pájaro
desde mis pies, el suelo
lleno de hilos de oro,
de pétalos sin nombre,
brilla de pronto como rosa verde,
se enreda con ortigas que revelan
su coral enemigo,
esbeltos tallos, zarzas
estrelladas,
diferencia infinita
de cada vegetal que me saluda
a veces con un rápido
centelleo de espinas
o con la pulsación de su perfume
fresco, fino y amargo.


Andando a las espumas
del Pacífico
con torpe paso por la baja hierba
de la primavera escondida,
parece
que antes de que la tierra se termine
cien metros antes del más grande océano
todo se hizo delirio,
germinación y canto.
Las minúsculas hierbas
se coronaron de oro,
las plantas de la arena
dieron rayos morados
y a cada pequeña hoja de olvido
llegó una dirección de luna o fuego.
Cerca del mar, andando,
en el mes de noviembre,
entre los matorrales que reciben
luz, fuego y sal marinas
hallé una flor azul
nacida en la durísima pradera.
De dónde, de qué fondo
tu rayo azul extraes?
Tu seda temblorosa
debajo de la tierra
se comunica con el mar profundo?
La levanté en mis manos
y la miré como si el mar vivera
en una sola gota,
como si el combate
de la tierra y las aguas
una flor levantara
un pequeño estandarte
de fuego azul, de paz irresistible,
de indómita pureza.


Sunday, 16 April 2017

Flor de la Pluma en Londres

Click to enlarge
Hoy en el blog, glicinias o glicinas en Londres.

Mejor dicho la Flor de la Pluma. Wisterias que dan vida a las viejas calles, adornando entradas y muros de ciertas casas en Londres.

El tema ya lo he conversado antes aquí.

Estas fotos las hice a la pasada y sin mucha deliberación. Solo para dar una impresión de lo mucho que encanta esta ciudad en primavera.

Espero que les guste.